-

loading icon

Dominique Urquhart.

Dominique Urquhart

Fundador de Notting Hill Cat Company

keno

“Con 16 kg, es lo suficientemente ligera de manipular pero pesa lo bastante como para sentirse seguro en un día de viento.”

En un húmedo día de primavera de 2015 vislumbré por primera vez una Gocycle. Iba en bici por Hyde Park de camino a dar de comer a Jasper, el último gato de la mañana, mientras competía por espacio con los demás ciclistas cuando alguien nos sobrepasó sin esfuerzo a todos. Definitivamente montaba en bicicleta, pero se trataba de una distinta a cualquier otra bici que yo y, a juzgar por la expresión de sus caras, los demás ciclistas hubiésemos visto antes. Mientras iba como una flecha hacia el futuro, me di cuenta de que quizás esa era la respuesta a todos mis problemas.

Dominique Urquhart on her Gocycle.

Permítanme dar marcha atrás. En 2013 inauguré Notting Hill Cat Company, una empresa de cuidado y hospedaje personalizados para gatos. Al principio, la parte de cuidado de la empresa consistía sobre todo en ir en bici a las casas de los clientes para dar de comer, acariciar o, simplemente, estar un rato con sus gatos mientras estaban fuera. Aunque con sede en Notting Hill, no estaba dispuesto a rechazar trabajos y solía desplazarme en bici una o dos veces al día entre West Hampstead, Kilburn, Knightsbridge o Chelsea. Cuanto más crecía la lista de clientes, más crecía mi cansancio.

Ya había pensado y desechado los coches eléctricos, ya que buscar y pagar aparcamiento en Londres múltiples veces al día no apetece y, aunque me gustaba la idea de una scooter, hacen demasiado ruido a las 6AM, además de que algunos de mis momentos favoritos del día son recorrer en bicicleta Hyde Park. Para cuando vi la Gocycle en 2015, ya había estado investigando las bicicletas eléctricas y, aunque me interesaban, me preocupaban. La mayor parte de las bicicletas eléctricas pesan mucho y habría que subir cualquier bici que comprase por un pequeño tramo de escaleras de cemento 4 veces al día como mínimo. Gocycle solucionó de inmediato el problema. Con 16 kg, es lo suficientemente ligera de manipular pero pesa lo bastante como para sentirse seguro en un día de viento. Si me siento especialmente frágil, puedo quitar las ruedas y plegarla a un tamaño más manejable.

Dominique Urquhart on her Gocycle.

La siguiente consideración fue la autonomía. Recorro bastante distancia cada día y necesitaba una bicicleta eléctrica que se pudiese adaptar a ello. La Gocycle G2 tiene una autonomía de 45 millas (~72 km) y, con el abanico de opciones de la aplicación para controlar el esfuerzo que haces con respecto a la distancia que recorres, cubriría ampliamente mi volumen diario. La estética, el aspecto de la Gocycle me dejó sin palabras. Antes de inaugurar mi empresa para gatos había trabajado en la animación, así que el diseño y la atención al detalle siempre han sido especialmente importantes para mí. Sé por experiencia lo importante que es un buen diseño para una empresa, grande o pequeña, y Notting Hill Cat Company destacaría sin duda entre la multitud con una Gocycle. Es igual de elegante que escasa, llama la atención sin ser ostentosa y nunca se sacrifica la función por la forma.

Los únicos recelos que me quedaban tenían que ver con el precio. Soy una empresa pequeña y, aunque fuese amor a primera vista, tendría que dar de comer a un número espantoso de gatos para justificar el precio. Pero una vez dada la vuelta de prueba en la Gocycle, me di cuenta de que era demasiado buena como para no comprarla. Dos años sobre mi fiel G2 y he alcanzado unos sanos 9 335 km.

Mis preocupaciones sobre el gasto inicial demostraron ser infundadas, ya que desde que compré la Gocycle mi negocio se ha duplicado cada año. Es, sin duda alguna, la mejor inversión que ha hecho nunca mi empresa. Ya no llego a las reuniones con posibles clientes (humanos o felinos) hecho un desastre y sudado, y me paran continuamente personas interesadas o en mi Gocycle o en el compartimento para bicis de la parte de atrás con el logo de Notting Hill Cat Company. Es una publicidad genial y la mayor parte de mis contactos se establecen ahora en la Gocycle. Los hombres y mujeres de negocios en Brompton’s se me acercan en los semáforos y me paran transeúntes curiosos cuando cierro. Algunos quieren especificaciones técnicas, otros tan solo saber la sensación al ir en ella, a lo cual siempre respondo “vuela”.

Dominique Urquhart's black Gocycle.

En un par de ocasiones he salido de la casa de un cliente y me he encontrado a turistas que hacen fotos a la Gocycle y al compartimento para bicis, o a la Gocycle rodeada de albañiles en su descanso para comer mientras debaten sus ventajas. Goodman, un señor barrendero de Guinea-Bisáu que hace su turno en Lancaster Gate, es un gran admirador de mi Gocycle. Puso las cosas en perspectiva cuando me paró un día para preguntar por el coste de mi superbicicleta. Dejó escapar un largo silbido y, tras reflexionar, dijo: “me gasto 49 £ a la semana en una tarjeta de transporte para llegar al trabajo. En un año habría pagado esta bicicleta y podría desplazarme al trabajo con estilo”.

La Gocycle también es muy divertida y, aunque ahora tengo a un pequeño equipo que trabaja conmigo, sigo anhelando subirme a la Gocycle cada día del año, con sol y con lluvia, y moverme por la zona local para visitar gatos. Empezar a las 6AM cuesta más unos días que otros, pero con mi Gocycle nunca deja de ser divertido. Tanto si es tener las calles para mí solo el día de Navidad como sobrepasar sin esfuerzo a ciclistas cubiertos de licra en un tramo ascendente, la Gocycle siempre consigue sacarnos una sonrisa a mí o a otras personas. Lo que más me gusta de todo es, una vez terminados todos los trabajos del día y todos los gatos alimentados, poder pulsar el pequeño botón rojo a la izquierda del manillar y volver como una flecha a casa.

Me estoy planteando mejorar a una G3; la potencia extra de la batería y el faro diurno resultarían sin duda muy prácticos. Pero, aunque mi fiel Gocycle G2 ha salido más que rentable, me está costando mucho dejarla ir. Mi sueño es que todo mi equipo de cuidadores de gatos monte en Gocycle, se sienta seguro, tenga un aspecto genial y lleve mis compartimentos para bicis de Notting Hill Cat Company. Con la Gocycle GS, una versión más asequible de la Gocycle, ahora en el mercado, este sueño podría convertirse muy pronto en realidad.